C\ Fernando IV, 27

954 455 778

Teléfono:

954 455 778

Horario

L - J: 9:00 a 13:30 y 17:00 a 20:00 // V: 9:00 a 13:30

Book Appointment

Your perfect smile is a click away!

Prótesis

¿Qué son las prótesis dentales?

Las prótesis dentales son un sustituto artificial de los dientes naturales, por ello se convierten en una solución perfecta cuando la pérdida de dientes es masiva.

La misión de las prótesis es suplir las piezas dentarias perdidas para restablecer la función masticatoria de la dentadura y a la vez mejorar la estética dental del paciente.

Es una solución completa de estética y salud dental: permiten volver a comer con normalidad y sonreír sin ningún tipo de complejo, ya que son altamente estéticas y no se notan a simple vista.

Están fabricadas con materiales acrílicos y resina, plásticos especiales y en ocasiones metales ligeros. Los avances en implantología han conseguido resultados asombrosos, y cada vez más las piezas se parecen a dentaduras reales y cómodas.

TIPOS PROTESIS DENTALES

Prótesis dentales fijas

Si necesitas reemplazar toda la dentadura, porque por cualquier motivo has perdido todas las piezas dentales, una prótesis dental fija se convierte en una excelente solución. La prótesis fija es muy cómoda y proporciona al paciente una masticación, habla y estética prácticamente natural. Este tipo de prótesis sustituyen las piezas naturales perdidas corrigiendo problemas funcionales y reestableciendo la estética de la sonrisa.

En definitiva, las prótesis dentales fijas son una gran opción para los pacientes que necesitan recomponer su dentadura, ya que son muy duraderas, cómodas y no provocan molestias al paciente. Este tratamiento se trata principalmente de “enfundar” los dientes naturales desgastados con las prótesis que proporcionan una masticación casi natural, y un habla y una estética muy adecuada.

Ventajas de las prótesis dentales fijas

.Las prótesis dentales fijas son muy duraderas y no provocan molestias al paciente por norma general.

.Permiten reponer los dientes ausentes y recuperar la funcionalidad de la boca.

.El paciente recupera la función estética. la pérdida de autoestima genera que evitemos sonreír, pudiendo tener afectaciones en la salud psicológica del paciente.

.Tiempo de tratamiento más corto que con los tratamientos de implantes.

Prótesis dentales removibles

La prótesis dental removible es uno de los tipos a tener en cuenta. Estos tratamientos de odontología protésica ayudan a sustituir las ausencias dentales y los tejidos periodontales que el paciente, especialmente las personas mayores, ha ido perdiendo en su boca.

Una prótesis dental removible es una estructura metálica con varios dientes artificiales fijados en sus laterales. Para ofrecer una mejor fijación, las prótesis dentales removibles se anclan a los dientes que el paciente aún conserva en su boca mediante unas sujeciones metálicas.

Se utilizan sobre todo en personas que tienen contraindicado llevar implantes dentales por razones de salud o ausencia de hueso, así como por motivos económicos. También se utilizan de forma provisional, ya que en nuestra clínica dental siempre intentaremos la solución más adecuada y más cómoda para el paciente, por muy complejo que sea el caso.

Ventajas de la prótesis dental removible

.Se puede colocar una prótesis tanto total, cómo parcial, en una o las dos arcadas. Y además sin la necesidad de tallar ningún diente sano.

.Se pueden quitar fácilmente por lo que facilita su higiene.

.Permiten reponer los dientes ausentes y recuperar la funcionalidad de la boca.

.El paciente recupera la función estética. la pérdida de autoestima genera que evitemos sonreír, pudiendo tener afectaciones en la salud psicológica del paciente.

.Tiempo de tratamiento más corto que con los tratamientos de implantes.

Prótesis sobre implantes

Las prótesis dentales sobre implantes, también se conocen como implantosoportadas. En lugar de estar sujetadas por los dientes originales, van sujetas a los implantes dentales. De esta manera se logra una gran sujeción y firmeza. Son la solución ideal para un paciente sin dientes, aunque por desgracia no se pueden aplicar en todos los casos, pues es necesario que el paciente disponga de un buen tejido óseo y que no haya sufrido reabsorción en los tejidos de la encía.